La Guardia Civil de Tarragona pide la colaboración ciudadana para poder determinar la identidad del cadáver que encontraron el pasado 8 de febrero al río Ebro, a su paso por Tortosa (Tarragona). El cuerpo del hombre presentaba heridas de bala y tenía las manos amputadas.

Sin identificar el cadáver encontrado el 8 de febrero

Un grupo de personas encontró el cuerpo de un hombre de entre 40 y 50 años, en el paraje conocido como Partida Fuente de Quinto, en la localidad de Campedró-Tortosa. Un mes después no se ha podido determinar la identidad y es por elloque la Guardia Civil pide la colaboración de la ciudadana, que les pueda facilitar cualquier dato o pista para averiguar de quién se trata.

La descripción que se ha hecho corresponde a un hombre de mediana edad, en torno al metro 75 centímetros de altura y de entre 85 y 95 kilos; no llevaba tatuajes y su principal característica es una pequeña cicatriz en la región del labio superior izquierdo.

En el comunicado se ha adjuntado el retrato robot.

Retrato robot hombre / Guardia Civil
Retrato robot del hombre encontrado muerto en el río Ebro en Tortosa el pasado 8 de febrero

La Guardia Civil de Tarragona tiene un teléfono a disposición, el 062.

Investigación abierta

La investigación sigue su curso, continúa centrada en la identificación del cadáver y aclarar como murió -si cayó al agua ya muerte o murió ahogado-, una vez desbriznado este punto se buscará a los o los responsables de esta muerte.