Los Mossos d'Esquadra detuvieron, el domingo pasado, a un hombre que asaltaba mujeres en Barcelona en punta de navaja cuando entraban en el portal de su casa en los barrios 'pijos' de Barcelona. El arrestado, de 50 años y de nacionalidad ecuatoriana -y con antecedentes por agresiones sexuales-, ha ingresado en la prisión después de declarar ante el juez.

Se le relaciona con seis robos, tres de los cuales en grado de tentativa. La investigación continúa abierta y no se descarta su vinculación con otros hechos similares. A estas alturas está acusado de ser el presunto autor de varios delitos de robos con violencia e intimidación y un atentado a los agentes de la autoridad.

La investigación se inició durante la primera semana de mayo a raíz de las denuncias recibidas por parte de varias vecinas de los barrios de Sarrià y de Sant Gervasi.

Siempre actuaba igual

La descripción del modus operandi de los robos era muy similar en todos los casos: el detenido iba encapuchado y con un buf para esconder su rostro, actuaba siempre de noche, en la misma franja horaria y en la misma zona; seguía a sus víctimas hasta que llegaban a su portal y una vez en el interior, las abordaba y amenazaba con una navaja exigiendo que le dieran lo que llevaban. En todos los robos la descripción física del autor así como su vestimenta coincidían.

Ante estos hechos los Mossos establecieron un dispositivo policial que permitió detener al autor de los hechos in fraganti cuando intentaba asaltar a una nueva víctima cuando se disponía a entrar en su domicilio. En el momento de la detención el autor intentó huir deprisa de los agentes y los esgrimió una navaja, motivo por el cual también se lo detuvo por un delito de atentado al agentes de la autoridad.

La mayoría de robos pasaron entre el día 1 y el 5 de mayo. La coincidencia en la descripción y el modus operandi del autor así como el reconocimiento fotográfico por parte de algunas de las víctimas permitieron a la Unidad de Investigación acreditar su autoría en un total de seis robos con violencia e intimidación, tres de ellos en grado de tentativa.

El hombre tenía antecedentes por robos y agresiones sexuales

El detenido ya tenía antecedentes por un delito de robo con violencia, un delito de abuso sexual y dos delitos de agresiones sexuales ocurridas también en el portal de sus víctimas, motivo por el cual los investigadores no descartan que el autor de los hechos tuviera otras intenciones aparte de cometer el robo.