Nueva agresión en el mundo del futbol. En este caso, la víctima ha sido un árbitro de 16 años durante un partido de benjamines en Badajoz, que enfrentaba el Santa Teresa y el MaristasUn niño de 9 o 10 años le ha propinado una patada.

Al parecer, tal como relata uno de los aficionados en Twitter, el jugador estaba muy alterado y el árbitro le invitó a sentarse en el banquillo hasta que se calmara. Entonces, el menor le propinó una patada. "Nunca había visto algo igual", escribe Javier Pérez, el usuario.

Pérez también explica que el árbitro fue insultado por varios padres, por lo que tuvo que salir corriendo a vestuarios. El joven se plantea dejar el arbitraje tras la experiencia tan traumática que vivió, informa Hoy.

Finalmente, el entrenador del equipo se disculpó con el otro equipo y el padre del niño que protagonizó la agresión llevó al menor a que se disculpara con el árbitro.