La Policía Local ha detenido a un hombre por haber pegado a su mujer, supuestamente, con una fusta de piel. Según parece, ella se negó a enseñarle los mensajes de su móvil, y su marido se puso violento.

Los hechos pasaron el sábado en Ibi, Alicante. Una vecina del matrimonio avisó a las autoridades cuando oyó los gritos de auxilio de la mujer.

Quería leer sus mensajes

La Policía Local se presentó en la casa de la pareja después de recibir el aviso. Allí vieron a la víctima y su hija de 10 años, ambas en ropa interior y muy excitadas.

La madre dijo a los agentes que había discutido con su marido porque el hombre quería leer los mensajes que estaba recibiendo en el móvil, y ella se negó.

El hombre se violentó

Según el testimonio de la víctima, la discusión fue a más, hasta que el hombre cerró la puerta de la habitación, supuestamente sacó una fusta de piel y empezó a pegarla.

Una vecina avisó a la policía

Según la madre, su hija entró en la habitación cuando oyó los gritos que hacía mientras la pegaba su marido. Fue en ese momento cuando las dos consiguieron huir de la casa y pidieron ayuda a una vecina, que llamó a las autoridades.

Los agentes de la policía detuvieron al hombre, al que encontraron en uno de los rellanos del edificio. También estaba en ropa interior y descalzo. Finalmente, el hombre quedó bajo la custodia de la Guardia Civil.