La policía de Ucrania ha detenido a una mujer por haber maltratado presuntamente a su bebé y haberlo abandonado en su casa para irse a cenar. El niño tenía un ojo morado y casi no respiraba cuando lo encontraron.

Mykyta, un bebé de solo un mes de edad, ha experimentado verdaderos horrores en su corta vida. Su madre, mientras lo tuvo, lo maltrató hasta dejarle un ojo negro, la nariz llena de sangre seca y la ropa sucia de no habérsela cambiado nunca.

Una vecina se desmayó cuando lo vio

La noche en la que lo encontraron, golpeado casi hasta la muerte, Mykyta estaba solo en la habitación del albergue social compartido donde vivía con su madre. Ella lo había dejado para irse a una cita.

Los vecinos sabían que el pequeño estaba solo y entraron a ver cómo estaba, preocupados. No esperaban descubrirlo lleno de morados, sangre y casi sin respirar.

Según el testimonio de la vecina que vivía al lado, "le levantamos la ropa, que estaba muy sucia. Le descubrimos contusiones por todo el cuerpo... Una de las mujeres se desmayó al verlo".

Los médicos se horrorizaron

Los vecinos llamaron a la policía y a una ambulancia, y el niño fue trasladado inmediatamente al hospital local de la ciudad de Rivne. Los médicos que lo atendieron en la unidad de cuidados intensivos aseguran que nunca habían visto a un niño tan maltratado, informa el Mirror.

A estas alturas, Mykyta todavía lucha por su vida. Los médicos creen que puede tener fracturas en el cráneo, pero está tan grave que no lo pueden examinar. Según el jefe de la UCI, "su estado es muy grave, y su vida peligra". El hecho de que no puedan comprobar si tiene el cráneo herido o no, empeora su situación.

"Nunca he visto a un bebé en un estado tan grave"

El personal sanitario del hospital se muestra horrorizado ante el peor caso de maltrato infantil que han visto nunca. "Creo que su madre no le ha cambiado nunca la ropa ni ha utilizado pañales. La piel del pequeño está en un estado pésimo", asegura el jefe de la UCI.

Este estado de shock y horror lo vivió también la psicóloga de los servicios sociales ucranianos, que no pudo evitar llorar al ver al bebé.

La justificación de la madre: los llantos del niño la estresaban

Cuando la mujer llegó a su habitación, la policía la detuvo y la llevó a la comisaría, donde la interrogaron. Allí intentó mentir a los agentes, diciéndoles que ella no había tocado nunca al bebé y que las heridas las tenía a causa de un resfriado.

Además, justificó que lo dejara a solas, a pesar de su edad, en la habitación porque "estaba estresada a causa del constante llanto del bebé".

El padre no quiere saber nada

Según los medios locales, informa también el Mirror, el padre de Mykyta es un hombre de 27 años que no tiene ningún tipo de interés en el bebé.

Además, el pequeño tiene un hermano, hijo de su madre pero de otro padre. Los servicios sociales ya le quitaron a la detenida la custodia del niño, que ahora tiene 3 años, por haberlo maltratado.

Se enfrenta a 5 años de prisión

La policía ha detenido a la mujer, acusada de maltratar a su hijo y de dejarlo solo y sufriendo. Las autoridades aseguran que incumplió sus deberes parentales como madre, y ahora se enfrenta a hasta cinco años de prisión si la declaran culpable.