La Guardia Civil investiga si el hombre y la mujer que han sido encontrados muertos este lunes atropellados en la localidad de El Álamo, en Madrid, son una pareja de etnia gitana, de unos 20 años, que se escapaban de su familia. Según han podido aclarar desde la policía, ayer dos clanes habían quedado para una ceremonia de petición de mano, en la que el chico tenía que pedir la mano de la chica y las familias aceptarlo.

Sin embargo, acabó como el rosario de la aurora y desencadenó en una gran pelea con varios heridos. La pareja, que igualmente se quería casar, aunque las familias no lo aprobaban, decidió escaparse.

Dos cadáveres en la cuneta de la carretera

Los dos cadáveres han sido encontrados la mañana de este lunes en una cuneta de la M-404, en las afueras de El Álamo, al lado de una joven que estaba herida grave, de 18 años, amiga de la chica de la pareja.

Atropellan en dos mujeres El Álamo / Emergencias 112 Comunidad Madrid

Imagen de la zona donde se ha encontrado los cadáveres de la pareja.

Esta mañana un conductor ha alertado de que había dos mujeres estiradas en la cuneta, una muerta y la otra herida, y los agentes de circulación de la Guardia Civil han podido determinar que ha sido un atropello intencionado. Poco después se ha encontrado, en el mismo lugar, el cadáver del hombre. Se trata de la pareja de la chica muerta, también muy joven. Los dos no llegan a los 20 años.

Pelea entre clanes gitanos por la petición de mano

Los investigadores relacionan estas muertes con una batalla campal que tuvo lugar en torno a las doce de la noche de ayer en la rotonda del polígono de El Álamo, delante del bar Layso. En la pelea, según fuentes de la Guardia Civil de la zona, se vieron involucradas unas 100 personas que habían participado en esta celebración entre dos clanes, uno de Madrid y uno de Navalcarnero.

Las familias decidieron suspender la fiesta, pero los jóvenes decidieron escaparse juntos. Fue entonces cuando, por causas que todavía se están investigando, alguien atropelló a la pareja y a una amiga de ella. La Guardia Civil mantiene abierta la investigación para aclarar qué pasó y qué llevó a este fatal desenlace.