Un juez de California ha dado permiso para que una pareja use el semen de su hijo, que murió a los 21 años en un accidente de esquí, y así poder tener un nieto mediante gestación subrogada. El esperma del joven militar estadounidense fue almacenado al extraerle los órganos para donación.

El joven murió a los 21 años en un accidente de esquí

 

Los padres todavía no han decidido si harán uso de los espermatozoides, pero ya no hay impedimento legal alguno para que lo hagan si ese es su deseo. “En este momento, el tribunal no impondrá restricciones sobre el uso que los padres de Peter pueden realizar en última instancia del esperma de su hijo, incluido su uso potencial para fines procreativos”, ha manifestado el juez, según The Mail on Sunday.

Pocos tribunales han abordado el tema de la reproducción después de la muerte de la persona que aporta el óvulo o el semen. Al no dejar ninguna indicación escrita sobre el uso de su material genético, el tribunal ha tenido en cuenta las declaraciones de un amigo militar del fallecido y de los padres, que han hablado del sueño de su hijo “de tener varios hijos” y su deseo de continuar con el legado familiar.

Cadete Peter

El cadete, Peter Zhu, fallecido en un accidente de esquí. Facebook