En Demi y Zachary, una pareja de Nuevo México (EE.UU), había sufrido seis abortos naturales antes que llegara su hija, Zariah. La niña de dos años murió el pasado 17 de septiembre cuando su niñera, a Tammy Brooks, se la olvidó en el coche, dejando en Demi y Zachary destrozados.

Tammy brooks, 41 años, se olvidó de llevar a la Zariah en la guardería. La pequeña quedó en el asiento del detrás del coche mientras su niñera hacía diferentes encargos. Después de 6 horas a más de 30 grados de temperatura, Brooks volvió al coche, pero ya era demasiado tarde, la niña había muerto de un golpe de calor.

La policía de Nuevo México apunta que Brooks no fue consciente de su error hasta que volvió a su coche una vez finalizados sus encargos. Finalmente, los cuerpos policiales detuvieron ea la niñera  y la acusaron "de abandono de un menor con resultado moral".

El dolor de la familia

Antes de tener en la Zariah sus padres se habían sometido a varios tratamientos de fertilidad y habían tenido hasta seis abortos involuntarios muy dolorosos, según la cadena de televisión FOX 43.

Ahora, la familia ha afirmado estar profundamente afectada y trastornada por los hechos ocurridos. Además, han hecho un llamamiento a todas las familias y tutores de niños para que se acostumbren a revisar los asientos de atrás del coche y a ponder recordatorios para evitar desgracias como la que les ha tocado vivir a ellos.