Al menos cuatro personas han muerto en Berlín cuando un coche de grandes dimensiones ha subido a la acera y ha atropellado a los peatones. Cuatro personas, entre las cuales un bebé y su abuela, han muerto.

Los hechos han pasado sobre las siete de la tarde en el centro de la ciudad. Según las autoridades alemanas, un coche SUV de la marca Porsche que circulaba a gran velocidad ha subido en la acera en el cruce de las calles Invalidenstrasse y Ackerstrasse, en el centro de la ciudad, y ha atropellado a varias personas, entre las cuales hay un bebé.

La policía y los bomberos han descartado cualquier vinculación terrorista y ha asegurado que se trata de un "grave accidente de tráfico".

También han resultado heridos el conductor del coche y sus dos acompañantes, uno de los cuales es una niña de 4 años, aunque no se descarta que haya más heridos que se hayan caído a una zanja de obras que hay cerca. Los bomberos aseguran que la escena es "terrorífica".

berlin accidente a

El accidente ha obligado a hacer un gran despliegue de los servicios de emergencia

Todo apunta a que un exceso de velocidad habría provocado que el conductor perdiera el control. El accidente ha obligado a movilizar una cuarentena de bomberos y efectivos de los servicios de emergencia. Las dos calles se han tenido que cortar al tráfico y se han desviado autobuses y tranvías.

Aunque la policía ha descartado rápidamente una motivación terrorista, se han vivido escenas de pánico: la población tiene muy fresco el atentado de diciembre de 2016, cuando un terrorista yihadista arrasó, con un camión, un mercado de Navidad. Hubo 12 muertos.