Un grupo de cuatro hombres de origen boliviano dieron una paliza a un árbitro que silbaba partidos amistosos de su equipo a la liga de fútbol de Palma.

La agresión se produjo mientras la víctima estaba esperando un taxi después de salir de un club nocturno en el polígono industral de Son castelló a Palma (Mallorca) el pasado 6 de octubre.

Después de una profunda investigación, la Policía ha identificado y detenido el principal agitador de la agresión, un hombre de origen boliviano de 40 años de quien no ha transcendido el nombre.

Un puñetazo y numerosas patadas

La paliza empezó cuando el árbitro estaba esperando un taxi para volver a su casa después de una larga noche de fiesta. Cuando el grupo de hombres lo reconocieron, empezaron a insultarlo, hasta que uno de ellos cogió la iniciativa y le propició un fuerte puñetazo.

La agresión provocó que la víctima se cayera, se abriera la cabeza y perdiera el conocimiento. Segundos más tarde, el hombre recuperó la conciencia y vio que los agresores seguían sobre suyo dándole fuertes patadas. Finalmente, el árbitro consiguió levantarse y llamar a la Policía. En aquel momento los agresores marcharon corrientes.

Minutos más tarde, una ambulancia socorrió al árbitro y lo trasladó al hospital de Son Espases.

El pasado viernes, la Policía consiguió detener al hombre que empezó la agresión física, según informa el diario Última Hora.