Giovannino, un bebé de tres meses, fue diagnosticado nada más nacer con una extraña enfermedad que le afecta a la piel. Por este motivo, sus padres han decidido abandonarlo en el hospital.

Los hechos han passado en Turín, en el norte de Italia. Desde que se sabe la historia, decenas de familias han solicitado la adopción del pequeño.

Ictiosis arlequín

El pequeño Giovannino fue diagnosticado con ictiosis arlequín. Esta enfermedad es muy rara y no tiene cura: el pronóstico de vida no pasa de las semanas.

La enfermedad afecta a la piel de los pacientes: provoca que adquiera la forma de placas, muy parecidas a las del traje de un arlequín, y es por eso que recibe este nombre. La única manera de paliar el dolor y hacer frente a la ictiosis arlequín es aplicar cremas varias veces al día con el fin de reducir la posibilidad de infección.

Oleadas de familias que lo quieren adoptar

Después de saber la enfermedad que sufre su hijo, los padres del bebé lo abandonaron a la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital donde nació, y de donde nunca ha salido.

El centro médico decidió buscar a una familia que adoptara al pequeño. Después de que la historia del Giovannino saliera a la luz, decenas de familias han llamado al hospital dispuestas a adoptar al niño y darle el amor que se merece.

A punto de encontrar un hogar

Aparte de los particulares, el asilo "Piccola Casa della Divina Providenza del Cottolengo" también se ha ofrecido a acoger al bebé. Esta institución funciona solo con donaciones. Por eso la misma región de Piamonte, en la cual se encuentra Turín, ya ha ofrecido su ayuda a esta institución caritativa.