Un hombre de 40 años ha sido detenido en Sevilla por haber violado repetidamente a lo largo de al menos tres años a su hija, que ahora tiene 13, y a quien dejó embarazada. El padre ya ha ingresado en la prisión por orden de un juzgado.

El caso se destapó cuando la niña fue al hospital acompañada de sus padres por un "fuerte dolor abdominal". Los responsables de pediatría le practicaron varias pruebas y descubrieron que la niña, de 13 años, estaba embarazada. Ella les explicó que su padre era el responsable, y la madre quitó hierro asegurando que la hija era "muy fantasiosa".

Los abusos habían durado al menos tres años

Una rápida investigación determinó que la niña decía la verdad y que el padre era quien la había dejado embarazada. El hombre fue detenido, acusado de un delito de abuso sexual continuado a una niña menor de edad. Los abusos, según parece, habían durado como mínimo tres años.

La madre también fue detenida por el supuesto delito de abandono a los deberes de custodia. La víctima ha ingresado en un centro de protección de menores. Por su parte, el juez envió al padre a la prisión provisional.