Los Mossos d'Esquadra, la Policía Nacional y la Guardia Urbana de Barcelona han desplegado este viernes un operativo policial conjunto en el barrio del Raval de Barcelona contra varias personas, mayoritariamente extranjeras, por delitos multirreincidentes cometidos, además, durante el confinamiento por la pandemia de coronavirus.

El operativo policial ha empezado hacia las 10 de esta mañana en la rambla del Raval, después de que la policía catalana haya detectado la presencia de delincuentes reincidentes en esta zona.

Al constatar que, mayoritariamente, se trataba de personas migrantes, los Mossos han pedido la colaboración de la Policía Nacional, que es el cuerpo que tiene la competencia en materia de extranjería.

Fuentes de la Policía Nacional han explicado que los detenidos están siendo conducidos en la comisaría de la Verneda, donde se comprueba su documentación y si tienen causas penales abiertas. Se han iniciado tres expedientes de expulsión del país, según fuentes policiales.

Sancionados para saltarse el confinamiento

Además, a los detenidos se les podrán imponer sanciones para saltarse las medidas de confinamiento derivadas del decreto de Estado de alarma.

Las citadas fuentes han señalado que varios vecinos del barrio de Raval habían denunciado que los detenidos "estaban incumpliendo sistemáticamente" el confinamiento para hacer "tejemanejes", lo que supone además un "riesgo para la salud" de los ciudadanos. Las tres fuerzas de seguridad han recalcado que se trata de un operativo "habitual" y "ordinario".

Quejas desde entidades de izquierda

En cambio, la plataforma Iridia ha censurado el operativo y ha denunciado que se trata de una "grave vulneración" de los derechos humanos porque, dicen, la "principal función" de la misma era la "detección de personas migrantes con la situación no regularizada, en base a criterios de selectividad por perfil racial."

Por eso, Iridia ha calificado este operativo de "intolerable", especialmente, por el contexto de la pandemia, y ha recordado que este colectivo es uno de los sectores "más vulnerables" por el decreto de estado de alarma.