Once miembros de una familia en la provincia de Zhejiang, en el este de China, pasaron por 23 falsos matrimonios y divorcios en menos de un mes en un intento por aprovechar el esquema de compensación de un proyecto de renovación urbana para los residentes y, por tanto, obtener del Estado una vivienda gratuita.

Según informa Sixthone, algunos habitantes del pueblo de Lishui, en el este del país, se veían obligados a abandonar sus viviendas debido a las importantes obras públicas que se iban a realizar en la localidad. Para recompensar a los ciudadanos afectados por los desalojos, el Estado anunció que proporcionaría gratuitamente el equivalente de un nuevo apartamento de 40 metros cuadrados a cualquier persona inscrita en el registro civil de la zona.

Trataban de aprovecharse de un proyecto de renovación urbana

 

A principios de marzo, Pan comenzó a hacer visitas frecuentes a la oficina local de asuntos civiles. Primero, se divorció de su esposa y se casó con su cuñada, lo que la hizo elegible para el registro local. Una vez que se eliminó este obstáculo administrativo, se divorció de ella y repitió el proceso con otra cuñada. Al mismo tiempo, varios otros miembros de la familia estaban siguiendo el ejemplo de Pan.

La oficina que supervisa un proyecto de renovación de un pueblo urbano en la ciudad de Lishui informó el caso a la policía local el jueves pasado, diciendo que la familia de un patriarca de apellido Pan había estado estafando el esquema de compensación propuesto por el proyecto a través de un número excesivo de matrimonios y divorcios durante un período de solo dos semanas, informó el medio de comunicación local Zhejiang News.

Cuatro miembros detenidos

Cuando fue interrogado por la policía, el padre de Pan, que había sido parte de los falsos matrimonios y divorcios, dijo que había asumido que las acciones de la familia eran legítimas ya que no habían violado la ley de matrimonio de China. "Al hacer esto, solo estábamos tratando de obtener más compensación", dijo el anciano Pan a la policía.

Según Tan Kai, abogado principal de matrimonio en el bufete de abogados Yingke de Beijing, el hecho de que una persona siga una ley no significa que no está violando otra. "La familia utilizó una vía legal para lograr un fin ilegal", dijo Tan a Sixth Tone. "La ley de matrimonio no prohíbe los matrimonios y los divorcios, pero en este caso, la familia utilizó los matrimonios y los divorcios como un medio para cometer fraude". Cuatro miembros de la familia han sido detenidos, mientras que los otros siete sospechosos han sido puestos en libertad bajo fianza en espera de juicio.