Polémica por las pruebas físicas de acceso a los Mossos d'Esquadra. Varias aspirantes se han quejado de que, en el momento que se tenían que medir y pesar, las obligaron a desnudarse.

Las pruebas para acceder a la policía catalana se hicieron a lo largo de la semana pasada en el CAR de Sant Cugat y, según han denunciado algunas de las aspirantes y también sindicatos policiales, obligaron a las mujeres que llevaban mallas largas a que se las quitaran y a quedarse en bragas ante todo el mundo, tanto mujeres como hombres, durante la prueba antropométrica -la de medidas y peso. En cambio, parece que no habrían puesto ningún problema a los hombres que iban con ropa larga.

El problema radica en un cambio a última hora de las condiciones para hacer las pruebas, según apuntan fuentes sindicales a El Español: las bases, originalmente, hablaban de que se tenían que hacer con ropa deportiva sin ninguna especificación. Sin embargo, dicen que poco antes de las pruebas se especificó que la ropa tenía que ser corta sin que todos los participantes se enteraran.

Interior niega los hechos

Fuentes de Interior han explicado a ElCaso.com que, desde el momento que los y las aspirantes se presentaron a las pruebas, se tenían que atener a las bases, que incluían el hecho de llevar ropa, como muy larga, hasta las rodillas, para evitar trampas: en convocatorias anteriores se habían encontrado pesos y alzas, y, también, porque en esta fase de las pruebas se revisa la musculatura.

Las mismas fuentes afirman que, mientras hacían cola para pasar las pruebas, se avisó a los aspirantes de que no cumplían con las directrices se los permitió irse a cambiar, e incluso algún participante dejó ropa a otros que no tenían. Por lo tanto, dicen, no se obligó nadie a desnudarse, sino que se dio la opción de cambiarse o de quitarse la ropa antes de descalificar al aspirante.

Denuncia de los sindicatos

El sindicato USPAC ha denunciado públicamente los hechos y asegura que pedirán explicaciones delante de lo que consideran una discriminación más hacia las mujeres de los Mossos, que se suma, siempre según el mismo sindicato, a otros que han sufrido las integrantes del cuerpo.

Por otra parte, el sindicato SME también ha pedido explicaciones oficiales, a pesar de recordar que las bases establecían claramente que esta prueba de medidas se tenía que realizar con camisetas y pantalones cortos.

Además, algunas aspirantes también han lamentado que, a las mismas pruebas de medidas, se los obligara a deshacer las trenzas o colas. Interior asegura que se hizo por el mismo motivo: para evitar que se pudieran alterar las pruebas de medidas o de peso.