Amy Parrino, una mujer de 44 años, ha sido condenada por un delito grave de violencia doméstica en Columbia, Estados Unidos, por sentarse desnuda en la cara de su novio y exigirle que practicara sexo oral con ella.

La mujer, procesada el mes pasado por un delito grave de asalto, fue sentenciada a tres años de cárcel, aunque un juez le suspendió la pena y la ha sustituido por cinco años de libertad condicional como parte de un acuerdo de culpabilidad, informa The Smoking Gun. 

El hombre no podía respirar mientras estaba sentada en su rostro

 

La policía arrestó a Parrino después de una confrontación violenta en la casa de su pareja. La víctima le dijo a la policía que Parrino le golpeó con una amplia variedad de artículos, incluyendo un cinturón y un teléfono celular.

Durante el incidente, Parrino, que estaba desnuda, persiguió al hombre por la casa antes de tirarlo al suelo. Luego se sentó encima de la víctima y le indicó que "le comiera el coño" mientras estaba encaramado en su rostro.

El hombre estuvo "muerto de miedo" durante el asalto doméstico

 

El hombre le dijo a la policía que no podía respirar mientras Parrino estaba sentada en su rostro, y que estaba "muerto de miedo" durante el asalto doméstico. La víctima agregó que le dijo a Parrino que le dejara solo y que "no quería hacer nada sexual" con ella.

La declaración jurada informó que la víctima tenía cortes en los brazos y un corte en el puente de la nariz, que el hombre dijo que era "de cuando Parrino se sentó en su cara". Y las marcas rojas en su pecho, agregó el hombre, fueron resultado de que Parrino le golpeara con un cinturón.