Dos chicos de 21 y 22 años de Valladolid enviaban imágenes de menores de edad sufriendo agresiones sexuales vía WhatsApp. Ahora, la Policía Nacional los ha detenido por un delito de tenencia y distribución de pornografía de menores.

"Era una broma"

Los dos presuntos autores del delito participaban de dos grupos del servicio de mensajería móvil dedicado a "memes" y bromas donde enviaban "stickers", pequeñas imágenes recortadas que no se descargan, de menores de edad, incluso bebés, sufriendo agresiones sexuales.

La investigación empezó cuando la Policía Nacional recibió una denuncia a través de su página donde se exponía los hechos del delito. A partir aquí, acabaron deteniendo a dos jóvenes, sin antecedentes policiales, la semana pasada.

Cuando los cuerpos de seguridad les tomaron la declaración explicaron que todo lo que enviaban por los grupos de WhatsApp "era una broma".

La investigación se llevó a cabo desde las comisarías de Alicante y Málaga, coordinadas por la Unidad Central de Ciberdelincuencia, y después se trasladó y acabó en Valladolid.