Matan de un tiro en la cabeza a un niño de ocho años mientras estaba jugando a pelota en medio de una discusión entre narcotraficantes en la provincia de Neuquén (Patagonia). La localidad ha organizado una marcha para denunciar la muerte del niño y la violencia e inseguridad que sufre la zona.

La tragedia

El pequeño Luciano Axel Fuente, de 8 años, jugaba con su tío a pelota mientras dos grupos de narcotraficantes estaban discutiendo por la zona del Cutral Co de la provincia de Neuquén (Argentina) el pasado lunes. De repente, las bandas empezaron un tiroteo cuando una de las balas acabó a la cabeza del niño. La bala impactó en el cráneo del pequeño y le provocó una muerte cerebral, según informaron en el Hospital Provincial de Castro Rendón.

La policía detuvo al principal sospechoso del crimen, Diego Andrés San Martín, de 20 años, después de efectuar hasta ocho registros en domicilios de los barrios de Peñi Trapún, Monte Hermoso y Belgrano, vinculados a la venta de droga.

Este trágico suceso ha provocado la indignación de la población que organizaron una marcha de protesta por rechazar la violencia, el narcotráfico y la inseguridad de que sufre la zona.

Marxa

Marcha por la muerte de un niño de ocho años por una discusión entre narcotraficantes en la Patagonia /Clarín

Una zona complicada

Esta zona de la Patagonia sufre un fuerte desequilibrio social y económico, hecho que ha provocado un aumento considerable del consumo de droga en los barrios más pobres. De hecho, en el último año ha registrado hasta ocho asesinatos vinculados con el consumo de la droga, una cifra muy similar a la del 2018. 

 

Es por este motivo que el fiscal general, Santiago Terán, ha pedido a los cuerpos militares su colaboración para hacer una investigación profunda e ir casa por casa, ya que en palabras del fiscal: "La policía de la provincia da pena",  según declara al diario Clarín.