Un niño de cinco años ha sufrido una parálisis cerebral que le ha dejado en silla de ruedas por morder una pila. Los hechos tuvieron lugar en la localidad de Torreón, en México, cuando el pequeño acabó intoxicado por los metales pesados de una pila con la que estaba jugando. Según informa el Telediario de Laguna, el menor pasó un mes ingresado en el hospital y tuvo que ser operado de urgencia por una hidrocefalia. Los padres del niño han iniciado una campaña solidaria a través de Facebook para recaudar fondos y así poder financiar terapias de recuperación para su hijo.

La madre del pequeño fue la que lo llevó inmediatamente al hospital al percatarse de lo sucedido. Su hijo de cinco años se había intoxicado con los metales pesados de una pila con la que estaba jugando y necesitaba atención sanitaria urgente. Tras ingresar en un centro hospitalario de la localidad de Torreón, su estado empeoró drásticamente y los médicos le diagnosticaron una parálisis cerebral espástica cuadripléjica, una de las variantes más graves de este tipo de afectación que provoca rigidez severa en los brazos y las piernas, y un cuello blando o débil.

Recuperación

Después de un mes de ingreso hospitalario y tras someterse a una operación de urgencia por una hidrocefalia, el menor fue dado de alta y pudo regresar a casa pese a quedar postrado en una silla de ruedas. Los padres del pequeño han aprovechado la leve mejoría en el estado del pequeño iniciar para una campaña solidaria a través de Facebook para recaudar fondos y así poder financiar terapias físicas, visuales y de lenguaje que ayuden en la recuperación a su hijo.