Un niño de 12 años se encuentra herido grave al ser atacado por un perro de raza lobo checoslovaco que le mordió y le ocasionó lesiones importantes en un hombro y que han requerido tratamiento médico en el servicio de urgencias.

El perro implicado pasará a ser considerado ‘potencialmente peligroso’

Los hechos se conocieron cuando la Policía Foral fue requerida en una localidad de Valdizarbe para intervenir en el ataque de un perro a un menor que se encontraba con su madre. El dueño del perro paseaba con tres perros momento en el cual uno de ellos mordió al niño.

Como consecuencia de la mordedura los agentes del Grupo de Investigación Medioambiental ya han iniciado los trámites con el ayuntamiento para que el perro implicado pase a ser considerado como 'potencialmente peligroso'.

Se considera animales de la especie canina potencialmente peligrosos aquellos que, aunque no se encuentren incluidos en las razas de perros potencialmente peligrosos (Real Decreto 287/2002), "manifiesten un carácter marcadamente agresivo o que hayan protagonizado agresiones a personas o a otros animales".