Un niño de 15 años aguantó estoicamente un dolor de muelas durante un año hasta acabar con un gran agujero en la mandíbula. Xiao Mo se presentó en el hospital de la localidad china de Hangzhou junto a su familia para descubrir que presentaba una lesión que se le había "comido" gran parte del lado derecho de la boca. Según informan varios medios locales, una tomografía en tres dimensiones confirmó a los profesionales que se había producido una amplia destrucción ósea como consecuencia de un ameloblastoma, una especie de tumor de crecimiento lento y afectación local.

Molestias

Todo empezó cuando Mo comenzó a notar un dolor leve de muelas. El joven no le dio demasiada importancia y aguantó un año con las molestias hasta que se hicieron insoportables. A finales de agosto, su familia le convenció para acudir a un dentista, donde una tomografía en tres dimensiones reveló que un ameloblastoma le había "comido" gran parte de la mandíbula, provocándole un gran agujero en el lado derecho de la boca y numerosas lesiones.

Operación

Mo tuvo que someterse a una operación quirúrgica que permitió a los especialistas extirparle el tumor y poder regenerar la parte dañada de la boca, gracias a la ayuda de unos implantes dentales que le fueron introducidos para facilitar la ingesta de alimentos.