Un niño de 3 años ha sido trasladado en helicóptero desde el Santuario de Covadonga hasta el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) por las graves heridas que se produjo al caerse de un muro del Real Sitio. Al parecer, el niño se cayó pasadas las seis de la tarde de una altura de unos cuatro metros cuando se encontraba junto a su familia en las inmediaciones de la Santa Cueva.

En un principio el niño, que en pocos días cumplirá cuatro años, fue atendido por una pediatra que también estaba de visita por Covadonga y por personal sanitario de la ambulancia de Cangas de Onís y de la UVI Movil de Arriondas, que se desplazó hasta la zona.

"El pequeño estaba boca abajo sobre los escalones, inconsciente"

 

"El pequeño estaba boca abajo sobre los escalones, inconsciente, pero tenía pulso y respiraba", explicó un testigo, según El Comercio. "Fue un poco extraño, pues no se le veía ninguna herida", relató otra persona que presenció la caída.

Ante el estado que presentaba el pequeño, se decidió finalmente su trasladado hasta el HUCA en el helicóptero medicalizado, informa el 112 Asturias. La aeronave tuvo que aterrizar hacia las 19.30 horas en El Repelau, hasta donde la UVI trasladó al niño, ante la imposibilidad de hacerlo en algún aparcamiento más cercano.