Un niño de once años ha muerto tras caer un ascensor de un sexto piso. El pequeño murió al instante por el brutal impacto recibido ya que el ascensor se desplomó y cayó al vacío.

El niño, Brahaman Jhusep Guevara Pabón, llegaba a su casa con un amigo después de jugar un partido de fútbol. Los dos cogieron el ascensor para subir undécimo piso donde vivía. De reptente, el elevador quedó atascado entre el quinto y el sexto piso.

Los hechos tuvieron lugar pasado el sábado, 2 de noviembre, en torno a las ocho de la noche al sur de Bogotá. En concreto en el edificio Gerona del Porvenir 2, situado en el barrio Tierra Buena de Kennedy. Un vigilante intentó rescatar a los dos niños atrapados pero sólo consiguió salvar al amigo de la víctima, un niño de 7 años.

Ascensores precintados Bogotá / Foto: Noticias Caracol

Los ascensores donde pasó la tragedia han quedado precintados / Foto: Noticias Caracol

Brutal impacto

La madre del pequeño, Luz Marina Pabón, salió de su piso al ver que el niño no llegaba y enseguida le explicaron que había caído el ascensor. La madre bajó corriendo hasta el primer piso donde le comunicaron que la víctima era su hijo. El niño quedó absolutamente destrozado por el fuertísimo impacto que recibió tras caer al vacío desde el sexto piso, según explica su madre en declaraciones a Noticias Caracol.

Luz Marina, madre del Brahaman / Foto: Noticias Caracol

Luz Marina Pabón, madre del niño muerto / Foto: Noticias Caracol

Una hora esperando la ambulancia

La madre también denuncia que la ambulancia y los bomberos tardaron casi una hora en llegar mientras que la policía lo hizo mucho antes. La madre también asegura que no se había hecho el mantenimiento de los ascensores según marca la ley. De hecho, según ella, la fecha de mantenimiento de estos ascensores caducó el pasado 25 de octubre y seguían funcionando.

El alcalde local de Kennedy ha cancelado el funcionamiento de los ascensores de este conjunto de torres mientras avanza la investigación para aclarar los hechos. Mientras tanto, los vecinos de esta zona residencial están de luto por la tragedia. El pequeño Brahaman cumplió 11 años el pasado 20 de octubre.