Una niñera ha sido sentenciada a 20 años de prisión tras violar al pequeño al que cuidaba y quedarse embarazada de él en Florida (Estados Unidos).

Marissa Mowry logró mantener el secreto hasta meses después de dar a luz, pero el menor finalmente confesó que el recién nacido era hijo suyo.

Habría empezado a abusar del pequeño a los 11 años

 

Según medios locales, la mujer habría empezado a abusar del pequeño a los 11 años, cuando ella tenía 22. Actualmente, la víctima tiene 17 y es padre de un niño de cinco años. La acusada, que fue detenida en 2017, ha cumplido los 28.

Se la condena por agresión sexual infantil agravada por ser una persona con autoridad sobre la víctima. Marissa ha aceptado los cargos durante el juicio, según Fox 13.