Una niña de cinco años consiguió detener un episodio de violencia machista tras pedir auxilio desde el balcón de su casa en Palma (Mallorca). La pequeña -que estaba presenciando como su padre pegaba a su madre- decidió asomarse a la calle para pedir ayuda a los viandantes que se encontraban en ese momento circulando por la vía. Tras oír los gritos y sollozos de la niña, varias personas llamaron al 092 y, en pocos minutos, acudió al domicilio una patrulla de policía. Según informa Última Hora, los dos progenitores presentaban heridas así que ambos fueron detenidos y una sobrina de la madre se hizo cargo de la hija de la pareja.

Alerta

Los hechos tuvieron lugar sobre las nueve y media de la noche en la calle Foners de Palma. Los gritos de auxilio de una niña de cinco años desde el balcón de un piso alertaban a los transeúntes, que rápidamente llamaban a emergencias para requerir la presencia policial. A los pocos minutos, una patrulla de la Policía Local se personaba en el edificio y accedía a la vivienda en cuestión, en la que un matrimonio estaba protagonizando una sonada pelea.

Tareas y borrachera

Tras poner a salvo a la pequeña, los agentes separaron a los padres y los interrogaron. La madre -una mujer brasileña de 37 años- aseguraba que su marido la había agredido, propinándole un fuerte puñetazo, en presencia de la hija de ambos. Por su parte, el padre -un hombre español de 41 años- admitía el enfrentamiento con su mujer, pero señalaba que ella había aparecido en el domicilio borracha y que le había recriminado que no hubiera hecho las tareas del hogar, momento en el que ella se habría abalanzado sobre él, informa el mismo medio.

Una vez contrastadas ambas versiones, los policías detuvieron a los dos implicados ya que ambos presentaban lesiones. Una sobrina de la madre se hizo cargo de la hija de la pareja a la espera que se resuelva el caso.