El hombre tiró al suelo a su hija, le dio varios golpes y le puso un pie en el pecho para impedir que se levantara. El padre estaba esperando a su niña a la salida de un colegio de Málaga. Al salir la menor, el hombre la golpeó hasta que cayó al suelo, siguió agrediéndola con patadas y la humilló impidiendo que se levantara.

La agresión acabó porque los otros padres, alarmados por la situación, separaron al padre y ayudaron a la hija. La menor corrió a refugiarse al interior del centro escolar. Una patrulla de la Policía Local de Málaga fue a las puertas del colegio. Los hechos sucedieron el dia 18 a las 14.10 horas.

Cuando llegaron los agentes, la hija se encontraba acompañada por la directora de la escuela y el padre había huido. La misma Policía Local de la ciudad entrevistó a diferentes testigos para aclarar hechos y detuvo al agresor horas más tarde.

La menor corrió a refugiarse al interior del centro escolar

Según los otros padres y madres que esperaban a sus niños, el padre violento se mostró "muy alterado" al llegar al colegio. Quería entrar en el interior del centro para recoger a su hija, pero el personal de la escuela le informó de que tenía que esperar fuera como todos.

Maltratos a madre e hija

Después de las agresiones, la madre se acercó hasta el centro escolar para recoger a su hija. Aunque en un primer momento se mostró extrañada por el comportamiento de su pareja, las investigaciones policiales han revelado que tanto ella como la hija presuntamente estaban sufriendo maltratos por parte del padre. La madre no lo había denunciado por miedo a represalias.

El reconocimiento médico de la niña informa de que sufre un hinchazón en una zona de la cabeza y un hematoma en el brazo. El detenido, un hombre español de 36 años, ha quedado a disposición judicial, quedando en libertad con cargos, y con medidas cautelares para proteger a las víctimas.