La familia de la pequeña estaba de vacaciones en una playa de Florida, cuando la menor enfermó. La bacteria que ha contraído la niña de 12 años puede ser mortal si no se coge a tiempo. De hecho, una de cada tres persones que contraen la enfermedad acaban muriendo, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC).

Una de cada tres personas que contraen la bacteria, mueren

La niña empezó a notar los síntomas al día siguiente de ir a la playa, según explica la CNN. Se despertó con dolor en la parte inferior de la pierna al que sus padres, en principio, no dieron mucha importancia. Al día siguiente el dolor de la menor aumentó, empezó a tener fiebre y su pierna derecha se hinchó impidiendo que pudiera caminar. Fue entonces cuando la familia decidió ir al hospital.

Una vez allí, los médicos confirmaron que la pequeña tenia una infección por una ‘fascitis necrotizante’. Se trata de una enfermedad bacteriana rara que se propaga por el cuerpo rápidamente, ya que se alimenta de la carne humana y puede provocar la muerte.

La niña fue operada rápidamente para eliminar la infección. Eso fue crucial para salvar la vida de la pequeña. Aun así, ya ha sufrido tres cirugías y es posible que deba someterse a más. Luego deberá hacer sesiones de rehabilitación para poder caminar de nuevo.

Los expertos aseguran que esta enfermedad rara suele ser causada por bacterias que, a menudo, se encuentran en el agua y pueden entrar en el cuerpo a través de alguna herida.