Nueve de los diez heridos atropellados la noche del sábado por un conductor que perdió el control de su vehículo en Girona han recibido el alta este domingo, pero una niña de 4 años sigue en la UCI Pediátrica del hospital Josep Trueta de la ciudad.

El conductor tiene 18 años, obtuvo el carnet de conducir hace dos meses y dio negativo en las pruebas de alcohol y de drogas, según un comunicado de la Policía Local, que investiga las causas.

Atropello accidental, según la policía

El atropello tuvo lugar poco antes de las 23.30 en la terraza de un local del barrio de Sant Narcís, en la calle Riu Güell, cuando el conductor perdió el control, el vehículo se desvió, subió a la acera de la calle Remei y se paró a la entrada de la calle Monturiol.

Los Mossos d'Esquadra descartaron que fuera un atentado, ya que se confirmó que era un accidente de tráfico, y la Policía Local se encarga del caso.

Diez heridos en el hospital

Trasladaron al hospital a Josep Trueta en nueve de los heridos, y otro fue al hospital Santa Caterina, en Salt -el conductor es uno de los afectados.

La niña que sigue hospitalizada sufrió politraumatismos y traumatismo craneoencefálico, y fue su padre quien la trajo en coche al hospital. Según informaciones oficiales, la niña evoluciona bien.