Una niña de 13 años ha quedado embarazada de su mejor amigo de 10 años. La menor ha decidido quedarse el bebé y su familia apoya esta decisión.

Matrimonio civil

La niña, natural de Krasnoyarsk, una zona de Siberia (Rusia), está esperando un bebé de un amigo suyo de 10 años. Los futuros padres son amigos desde que eran pequeños y han cambiado su estado en Facebook por matrimonio civil.

La menor, que está de siete semanas de gestación, planea quedarse con el bebé, según informa TBK. Su familia se encuentra muy feliz por la noticia y la apoya en esta decisión.

Quizás no es el padre

Arran de este caso, el pediatra Nikolai Skorobogatov ha expresado sus dudas sobre que el niño sea el padre de la criatura. "Teóricamente, es posible pero, en este caso, siento que han acusado al niño de ser el padre, sin serlo realmente," ha dicho el médico.

Además, según los informes de la KRSK y declaraciones de conocidos, la niña habría tenido varias parejas. Sea como sea, el pediatra ha explicado que se puede saber quién es el padre del bebé con una examen específico.

Investigaciones en marcha

A causa de la inusual situación, la policía ha iniciado una investigación para aclarar en qué circunstancias se ha producido este embarazo.

Por su parte, los servicios sociales también analizan el caso porque la madre de la niña está enferma de cáncer y dudan de quién se haría cargo de la menor y el bebé, si algo le pasara. Por si fuera poco, la niña tiene dos hermanos pequeños, de tres y cinco años, que todavía requieren atención plena.

El subdirector de la escuela donde estudia a la niña también ha mostrado su apoyo a la menor y ha asegurado que le ofrecerán toda la ayuda posible.

Moralidad juvenil

Esta no es la primera vez que niños muy jóvenes son padres. En el 2009, en Reino Unido, Alfie Patten, un niño de 12 años, aseguró que había dejado embarazada a su novia de 15 años, Chantelle Steadman. El caso generó un fuerte debate sobre la moralidad y el embarazo juvenil.