El show de Josep Maria Mainat sigue. Este martes los Mossos d'Esquadra detuvieron a Angela Dobrowolski, su mujer, cuando , con una escalera y encapuchada, intentó entrar en la casa de Canet de Mar del famoso productor televisivo y excantante de La Trinca.

Las cámaras de seguridad la pillaron a ella y a su actual pareja -el hombre ya fue detenido el pasado 2 de octubre, después de un enfrentamiento a gritos delante de las cámaras de televisión, a las puertas del domicilio de Mainat en Barcelona, con una mujer que decía ser su exnovia y que explicó a los medios que Gabriel era un "escort" de Angela Dobrowolski- saltando por el tejado de casa de los vecinos y accediendo a la casa por la ventana de un lavabo. El sistema de seguridad de la casa de Mainat se activó y varias patrullas de los Mossos se presentaron en el lugar y los detuvieron. Están acusados de un delito de robo con fuerza en interior de domicilio.

Niegan el habeas corpus a Dobrowolski

Después de ser detenida fue trasladada a la comisaría de los Mossos de Arenys de Mar, donde fue interrogada. El abogado de la mujer, a última hora de la tarde, para evitar pasar la noche en comisaría, pidió al juez de guardia el habeas corpus, un mecanismo legal que se pregunta cuándo se cree que la detención no se ajusta a ley y se pide ser dejado en libertad de manera inmediata. El juez no la aceptó y consideró la detención de Angela Dobrowolski ajustada a derecho.

La mujer, acusada del delito de robo con fuerza, ha seguido bajo custodia de los Mossos toda la noche. Está previsto que este miércoles durante la mañana abandone las dependencias de los Mossos de Arenys para declarar ante el juez, también en Arenys de Mar.

Angela CasaMainat

Angela saliendo de casa de Josep Maria Mainat, en Barcelona / Cedida

Hay que recordar que Angela Dobrowolski tiene una orden de alejamiento de Mainat y de los dos hijos menores de edad que tienen en común y también está acusada de varios delitos contra el multimillonario: lo intentó matar, presuntamente, este pasado verano y también intentó cobrar unos cheques con dinero de Mainat después de haber falsificado la firma de él.

Mainat, cansado

Mainat asegura sentirse "harto de este cuento de nunca acabar", desconoce los motivos por los cuales los detenidos han entrado en casa, aunque apunta que probablemente no pretendían robarle, sino "apalancarse" dentro, como ya hicieron en su vivienda de Barcelona. Hace pocas semanas fue desalojada por orden judicial y bajo la supervisión de los Mossos d'Esquadra. Un nuevo capítulo del caso Mainat