El Ayuntamiento de Cubelles (Barcelona) ha multado a una vecina para tener una cabra en un piso del centro del municipio. El ruido que hace el animal y el mal olor de la orina acumulada en el balcón provocaron que varios vecinos del mismo edificio presentaran una denuncia a finales de noviembre.

La cabra caminaba por la cornisa de una terraza

Las denuncias se han ido repitiendo durante los últimos meses. En enero, agentes de la Policía Local comprobaron cómo la cabra caminaba por la cornisa de una terraza. Finalmente, han multado con 300 euros a la propietaria del animal por una infracción grave de la ordenanza sobre la tenencia de animales domésticos, según ha adelantado Radio Cubelles y han confirmado fuentes municipales a la ACN.

La sanción ha sido por haber tenido el animal en instalaciones inadecuadas desde el punto de vista de seguridad e higiénico sanitario y que provoque peligro o molestias graves para el vecindario u otras personas.