Maritza Elizabeth, una ciudadana de Illinois (EE UU), se llevó un gran susto cuando vio a un ‘bebé fantasma' en la cuna de su hijo.

“Estaba tan asustada que apenas dormí. Incluso traté de entrar con una linterna mientras mi hijo seguía durmiendo”, explica.

Por la mañana, ya más tranquila y calmada, su investigación de la ‘visión fantasmal’ tomó otro rumbo muy distinto. Tras revisar la cuna, resultó que el ‘terrorífico espectro’ era nada más que una carita de bebé impresa en la pegatina del colchón. 

“Mi marido se había olvidado de sacar el protector antes de cambiar las sábanas y la publicidad se veía junto al pequeño. Lo hubiese matado”, ha expresado en una publicación en Facebook.