Un dentista ha sido suspendido durante un año por la muerte de una paciente a la que le extrajo diez dientes. El Consejo Dental General de Reino Unido ha considerado al odontólogo Tushar Patel "no apto para practicar" tras constatar que cometió un "catálogo de errores" que pusieron en riesgo la vida de la mujer y acabaron por provocarle la muerte.

Encías

Los hechos tuvieron lugar en julio de 2017 en la localidad de Purley, situada al sur de Londres (Reino Unido). Una mujer acudió al consultorio de Patel con una avanzada enfermedad en sus encías y el odontólogo le recomendó un tratamiento que pasaba por la extracción de diez piezas de la parte superior de su dentadura.

La operación se llevó a cabo en dos sesiones y la paciente volvió a su casa pensando que la intervención había sido todo un éxito. Sin embargo, la mujer sufrió un colapso en su domicilio debido a una fuerte hemorragia en los puntos en los que se había realizado la extracción y falleció en el servicio de emergencia local, al cabo de pocos minutos.

Vulnerable

La mujer había advertido a Patel que debido a una condición médica que padecía estaba tomando un medicamento anticoagulante llamado warfarina. Pese al aviso, el odontólogo ignoró la vulnerabilidad de la paciente que tenía entre manos y no siguió las pautas adecuadas para este tipo de casos. Por esta razón, el Consejo Dental General de Reino Unido ha inhabilitado al especialista para ejercer durante año, sanción que ha aceptado el implicado.