Barcelona podría ser perfectamente un guion entero de todo tipo de series y películas. Sobre todo, de terror. Este martes una pelea entre dos compañeras de piso ha acabado con un dedo arrancado a mordiscos y comido.

El último episodio, esta noche, en torno a las nueve de la noche en un piso del Eixample Izquierdo de Barcelona.

Muerde el dedo de su compañera de piso y se lo traga

Los Mossos d'Esquadra han recibido el aviso de una fuerte pelea en un piso de este barrio de Barcelona y cuando han llegado han encontrado a dos mujeres, las dos de nacionalidad extranjera, que se habían peleado. Una de las mujeres, de unos 40 años, había perdido un dedo en la pelea, el anular de la mano izquierda.

Según ha explicado la mujer a la policía, la herida le había hecho su compañera de piso, de 46 años y de nacionalidad peruana, de un mordisco.

Pero no sólo le arrancó el dedo, según han informado fuentes policiales, la mujer se había tragado el trozo de dedo que había mordido. La mujer ha perdido la parte superior, la primera falange, del segundo dedo, empezando por el pequeño, de la mano.

No podrá recuperar el dedo

La víctima fue atendida en el lugar de los hechos por el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) y después fue trasladada a un centro médico, donde fue intervenida. No podrá recuperar el dedo.

La agresora fue detenida por los agentes de los Mossos y será entregada al juez acusada de un delito de lesiones con pérdida de miembro importante. La policía catalana ha abierto una investigación para aclarar la que motivó la agresión de la mujer peruana en este piso del Eixample Izquierdo de la capital de Catalunya.