La madre que supuestamente ha matado a su hijo y después se ha suicidado en una pensión de Madrid, lo habría hecho por miedo a perder la custodia de su hijo, desde hacía dos semanas en manos de la Consejería de Familia y Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid (pero este proceso sigue un protocolo y no se corta de raíz para no causar traumas a los niños, por lo que el pequeño aún estaba con su madre). 

Así lo explicaría en una carta que la mujer, con problemas mentales, ha dejado en la habitación del Hostal Levante en la que cometió el homicidio. Junto a la misiva, los agentes a cargo de la investigación también han encontrado restos de pastillas, entre ellas ansiolíticos.

Han avisado dos veces a la policía

La Policía ha encontrado sobre las 10:30 horas de este lunes los cadáveres de una mujer española de 35 años y de un niño de 5 en el Hostal Levante, situado en la calle Postigo de San Martín, cerca de la céntrica plaza de Callao. Madre e hijo llegaron a la pensión el sábado por la noche.

El domingo por la tarde, inquietos por el silencio y la quietud que se presentía en la habitación, los propietarios de la pensión ya avisaron a la policía. Lo han vuelto a hacer esta mañana, cuando finalmente los agentes se han presentado en el hostal. Para acceder a la habitación han tenido que romper un cristal, ya que la puerta estaba cerrada por dentro. 

Les extrañó el silencio

"A las 12 de la mañana (de domingo) toqué la puerta y no contestó nadie", ha explicado la dueña del local. "Entonces intenté abrir con la llave y no se podía. La mujer me dijo desde adentro que no hacía falta  o algo así". A las 12 de la noche fue el marido de la propietaria el que se extrañó de la quietud, sobre todo de que no hubieran escuchado al niño en todo el día. "Tocamos la puerta más fuerte, pero no contestaban", asegura en declaraciones a Telecinco.

 La mujer no tenía antecedentes

Finalmente la pareja que regenta el hostal desde hace más de 30 años ha llamado al 091. "Nos han metido los datos en el ordenador y han visto que (la mujer) no tenía antecedentes ni nada". La respuesta del agente al otro lado de la línea ha sido que hay algunos clientes más tranquilos que otros. "A lo mejor es que están dormidos. Déjenlo hasta mañana". Pero cuando les han picado por la mañana tampoco han contestado. "Entonces me he dicho, cómo van a estar un día y dos noches durmiendo. Ni de coña. Ellos no duermen tanto. Se les tiene que escuchar hablar". Han vuelto a llamar a la policía y ya ha pasado todo

Hostal Levante Madrid

La mujer que ha matado a su hijo en un hostal de Madrid y luego se ha suicidado, había perdido la custodia del niño hace dos semanas

Respeto para la investigación y la mujer

La dueña del hostal pide que se sea respetuoso con la investigación y con la chica. "La familia de la mujer está destrozada. Lo estamos pasando fatal. Nadie podría imaginar nunca que esta chica pudiera hacer algo así. Era educada, no me dio desconfianza ninguna. Era amable con el niño. Es algo que no entiendo, que no entra en la cabeza", señala la mujer. 

Nunca había visto una cosa así

La mujer afirma que lleva toda su vida trabajando en la céntrica pensión madrileña, más de 30 años, pero nunca había visto una cosa así. "Estoy bloqueada. Yo tengo nietos. Sé que los niños hacen ruido. Siempre que ha habido algún niño, había ruido. Y en todo el día, me resultó raro no escuchar nada". 

Se preocupó por el niño

"Si no llega a ser por el niño, me hubiera preocupado menos. Hasta esta noche o mañana por la mañana". La mujer había dejado pagado tres días, por lo que no debía irse hasta mañana martes. Si hubiera ido sola, la dueña del Hostal Levante hubiera pensado que era una mujer que quería ir a su libre albedrío. "Pero, no sé, con el niño, como me pareció tan cariñoso... pero ella también era muy cariñosa con el niño".