Una mujer de 47 años ha sido detenida por el asesinato de seis miembros de su familia, a los que envenenó con cianuro. Los hechos tuvieron lugar en la localidad de Kerala (India) en un lapso de 14 años -entre 2002 y 2016- y todos los familiares de Jolly Thomas fallecieron tras ingerir comida que ella había preparado. El primero en sospechar de las muertes fue el cuñado de la arrestada, pero no fue hasta la exhumación de los cuerpos que se descubrió la presencia de la sustancia en los cadáveres. La policía ha detenido también a un joyero y a uno de sus dependientes por proporcionarle el cianuro a la mujer.

Comidas

Todo empezó a principios de año. El cuñado de Thomas empezó a sospechar que el reciente fallecimiento de varios familiares podía no tratarse de una casualidad y trasladó la información a las autoridades. Tras comprobar que la mujer había estado presente en la escena de seis fallecimientos de miembros de la familia y que todos se habían producido después de ingerir comida que ella había preparado, la policía decidió investigar el caso.

Según informa India Today, la primera muerte tuvo lugar en 2002, cuando perdía la vida la suegra de la arrestada después de comer sopa de cordero. Le seguía en 2008 su suegro y en 2011 el marido de Thomas, cuyo fallecimiento -tras comer arroz con curry- fue tratado como un suicidio pese a encontrar sustancias venenosas en su estómago. En 2014, moría de un ataque cardíaco la hija de dos años del primo de su marido y, dos años más tarde, lo hacía la madre de la pequeña.

Polígrafo

Las pesquisas policiales determinaron que la muerte del marido de Thomas había estado provocada por la ingesta de cianuro, por lo que le pidieron a la mujer que se prestara a someterse a las pruebas del polígrafo, a lo que se negó alegando motivos de salud. El punto culminante de la investigación se produjo el viernes cuando se procedió a la exhumación de los cuerpos de los seis familiares fallecidos y se pudo confirmar la presencia de la sustancia en todos los cadáveres.

Ante las evidentes pruebas, Thomas confesó este lunes los asesinatos y llevó a los agentes hasta un joyero y un dependiente encargado de fabricar alguna de las piezas, que eran los que durante 14 años le proporcionaron a la mujer las dosis letales de cianuro y que fueron arrestados por su implicación en los crímenes.