Natalia Gracela mujer con enanismo que se hacía pasar por una niña de 10 años, no era mayor de edad cuando fue adoptada ni quería matar a sus padres. Según informa The Washington Post, la pequeña padece una trasdisplasia espondiloepifisaria congénita, un trastorno de los huesos que implica enanismo y algunas malformaciones esqueléticas. Esta afectación también puede provocar la aparición de vello púbico y de la menstruación a temprana edad, características que hicieron sospechar a su familia adoptiva que Grace era en realidad una mujer adulta que quería matarlos.

Inexacta

La decisión de los Barnett de abandonar a su hija adoptada en un piso de la localidad de Lafayette, en Indiana (Estados Unidos), puede acabar costándoles una visita a los tribunales como autores de un delito de abandono de un menor de edad, ya que el fiscal ha imputado a la pareja por el caso. Según ha confesado Michael Barnett, Grace era una niña cuando un tribunal de Indianápolis aceptó cambiar su edad legal a 22 años. El juez falló entonces a favor de los progenitores tras comprobar que un médico había asegurado que la edad de la niña era "claramente inexacta" debido a que sus registros dentales y aspectos como el vello púbico indicaban que la paciente tenía más de 18 años.

Niñerías

Sin embargo, estas características que presentaba la pequeña encajan con los efectos provocados por una trasdisplasia espondiloepifisaria congénita. Este trastorno de los huesos explicaría la aparición de vello púbico y de la menstruación a temprana edad que presentaba la niña y supondría que los dibujos en los que decía que "quería matar a miembros de la familia, enrollarlos en una manta y enterrarlos en un patio" no eran la reflexión de una persona adulta enferma sino los pensamientos de una niña de 10 años separada de sus padres biológicos y recientemente adoptada.

Según informa el mismo medio, tras lograr sobrevivir al abandono de sus padres, Grace ya vive con una nueva familia en Indiana mientras sus antiguos padres adoptivos están siendo investigados como autores de un delito de abandono de menor.