Una mujer de 32 años pasó cuatro días en la Unidad de Cuidados Intensivos por una infección en la sangre causada por un tampón. Greta Zarate acudió de urgencias al hospital Onslow Memorial de Jacksonville, Carolina del Norte (EEUU), por lo que parecía ser una gripe que contrajo cuando comenzó su período de menstruación. Tras comprobar que la fiebre no paraba de dispararse y que su presión arterial se veía afectada, los especialistas decidieron realizarle más pruebas hasta que concluyeron que la joven padecía un síndrome de shock tóxico (SST) a causa de una infección bacteriana que contrajo a través de un tampón.

Todo comenzó a finales del pasado mes de enero. Coincidiendo con su periodo de menstruación, Zarate empezó a tener síntomas de gripe y tras constatar que no mejoraba decidió acudir de urgencias al hospital Onslow Memorial de Jacksonville. Una vez allí, su estado empeoró considerablemente: la fiebre se había disparado y hasta su presión arterial se había visto afectada. Ante la crítica situación, los especialistas decidieron someterla a más pruebas para tratar de identificar la dolencia que le estaba produciendo tales efectos, informa el Daily Mail.

Los análisis de un ginecólogo del centro revelaron que la mujer había sufrido un shock tóxico, una afección potencialmente mortal causada por una infección bacteriana. Después de realizarle nuevas exploraciones, los médicos concluyeron que Zarate había contraído los microorganismos mediante el uso de un tampón, que permitió que las bacterias llegaran hasta la sangre a través de cortes microscópicos en la pared vaginal. “Creía que era gripe, me estaba tratando con medicamentos de venta libre. Sufrí todos los síntomas del SST, pero lo confundí con los de la gripe”, lamenta la paciente, que pudo recuperarse tras varios días en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital.