Raelynn y Payton Keyes, dos niñas gemelas de 3 años, aparecieron muertas al interior de un vehículo en la ciudad estadounidense de Hinnesville, en Georgia.

Los hechos pasaron este domingo. Según fuentes policiales, una llamada anónima dio voz de alarma sobre dos niñas que habían desaparecido y que encontraron inconscientes dentro de un vehículo.

Encerradas en un coche con 33ºC en el exterior

Cuando los agentes llegaron al lugar de los hechos, encontraron a las gemelas muertas dentro de un coche a pleno sol donde la temperatura se disparó muchísimo. De hecho, las máximas en el exterior superaron los 33ºC. El vehículo en cuestión, con las dos pequeñas muertas, estaba aparcado en el patio de atrás de una casa.

Según informa la CNN, las gemelas vivían en una casa de acogida desde hacía un año y medio. Las autoridades afirman que las niñas no vivían en la casa donde las encontraron, aunque a menudo se las podía ver allí de visita.

Siguen las investigaciones

Los cuerpos de las pequeñas se trasladaron a la Oficina de Investigación de Georgia (GBI, en inglés) para practicar la autopsia este lunes. Ahora las investigaciones se centran en determinar qué hacían y cómo llegaron las niñas al coche.