Un niño de tres años ha muerto trágicamente al incendiarse la caravana donde dormía con su padre y su hermano de cuatro años. Su padre salvó al hermano mayor, pero cuando intentó volver entrar en el vehículo, ya era demasiado tarde.

Todo el cuerpo quemado

Zach Harvey, de tres años y natural de Aberystwyth (Reino Unido), estaba durmiendo con su hermano, Harley de cuatro, en la caravana donde vivía su padre, Shaun Harvey, desde que se había separado de su madre hace unos meses. De repente, estalló un incendio muy virulento que despertó al padre y los niños.

Familia Harvey / Facebook

Foto de Harley y Zach, con su madre Erin

Enseguida, en Shaun cogió a su hijo mayor y consiguió sacarlo al jardín. Los vecinos explican cómo el hombre "estaba en calzoncillos y tenía todo el cuerpo quemado, hasta el cuello. No tenía cejas".

Una vez dejó el niño en un lugar seguro, intentó entrar de nuevo en la caravana para rescatar a Zach, pero ya era demasiado tarde: el fuego se había extendido y las llamas devoraban todo el vehículo.

"He matado a mi hijo"

Cuando entendió que su hijo pequeño estaba muerto, el padre se desesperó y empezó a gritar: "¡Mi hijo está muerto! ¡He matado a mi hijo!", según informa The Sun. Un vecino ha explicado que intentó calmarlo, "le decía que nadie había matado a nadie, que era un accidente, pero él no me escuchaba".

Los vecinos llamaron a emergencias y, mientras llegaban las primeras ambulancias, les dieron un baño de agua fría para aliviarles el dolor. Finalmente, el padre y el hijo superviviente fueron trasladados al hospital, donde se recuperan de las quemaduras.

Harley Harvey

Harley Harvey, el hermano de cuatro años superviviente / Facebook

La policía avisó a Erin Harvey, la madre del pequeño, de que se había producido un incendio y que su exmarido y su hijo mayor estaban hospitalizados. Cuando no dijeron nada sobre Zach, la mujer desesperada empezó a gritar repetidamente: ¿"Dónde está mi pequeño?", según explican vecinos a los medios locales.

Comunidad unida

La muerte de Zach ha conmocionado a toda la comunidad y todo el mundo ha mostrado su apoyo a su família. "Erin es una madre devota de sus hijos y en Shaun es un hombre encantador, que ama a sus hijos por encima de todo", ha declarado a uno de sus vecinos.

Otro vecino ha afirmado que "somos una comunidad muy unida, cuidamos los unos de los otros y apoyaremos esta familia en lo que haga falta".

Ahora, los especialistas analizan la caravana para descubrir qué inició el incendio y están interrogando los testigos que vieron cómo se iniciaba el incendio, para conseguir toda la información posible.