Un niño de tres años ha muerto atropellado este domingo en Montblanc (Tarragona). Los hechos han pasado sobre las seis y media de la tarde en el parking de Sant Miquel de esta localidad.

El niño era de Aínsa, en Huesca, y estaba visitando Montblanc con su familia. La madre del menor estaba haciendo maniobras para poner en marcha el coche, que se había averiado, cuando habría atropellado al pequeño, según han explicado fuentes municipales a la Agencia Catalana de Noticias (ACN).

Activado un helicóptero del Sistema de Emergencias Médicas

Los mismos familiares del niño lo han trasladado al Centro de Asistencia Primaria de Montblanc. Rápidamente se ha activado un helicóptero del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) pero no le han podido salvar la vida.