Un niño de seis años ha muerto este domingo en la bañera de su casa de Palomares del Río (Sevilla) alrededor de las dos de la tarde, según la Guardia Civil.

La familia tuvo que ser asistida por una crisis de ansiedad

 

Diario de Sevilla explica que, en un primero, momento se pensó que había muerto ahogado, pero los primeros análisis forenses revelaron que podría tratarse de una muerte relacionada con una enfermedad que padecía el menor.

Al parecer, un familiar llamó al servicio de emergencias, quienes avisaron a la Guardia Civil. Los sanitarios se encontraron al menor ya muerto cuando llegaron y atendieron a la familia del pequeño, que tuvieron que ser asistidos por una crisis de ansiedad.