Un niño de 5 años ha muerto y tres bomberos han resultado afectados por inhalación de humo con carácter leve, en el incendio en una casa unifamiliar en la localidad mallorquina de Vilafranca de Bonany, en la calle de Sant Josep.

El servicio de emergencias ha atendido a dos personas de la vivienda, el niño y su abuela, y también a tres efectivos de los Bombers de Mallorca, después del incendio declarado alrededor de la diez y media de la mañana de este sábado.

Reanimación durante una hora

El personal sanitario ha realizado al niño maniobras de reanimación cardiopulmonar avanzada durante una hora sin éxito. La mujer ha requerido asistencia psicológica ante su estado de choque. Los tres bomberos han sido trasladados heridos leves en ambulancia al Hospital de Manacor.

El incendio se ha originado en el primer piso de la vivienda ubicada en la calle Sant Josep de Vilafranca. En las labores de extinción participan bomberos de los parques de Manacor y de Felanitx, han informado los Bombers de Mallorca.