Una niña de dos años ha muerto después de intoxicarse por E. coli en un hotel en Turquía. La niña y su familia, de Wigan, Gran Manchester, se alojaron en el Crystal Sunset Luxury Resort and Spa, de cuatro estrellas, al este de la ciudad de Antayla.

Todos los miembros de la familia sufrieron síntomas gástricos, incluidos calambres estomacales y diarrea durante su estadía de 10 días.

Todos los miembros de la familia sufrieron diarrea y calambres estomacales

 

El estado de Allie se complicó y tuvieron que llevarla al hospital una vez que la familia regresó al Reino Unido. El 3 de agosto, sus padres tuvieron que tomar la desgarradora decisión de desconectar su soporte vital, informa Mirror.

"A veces la comida se dejaba al descubierto, en ocasiones se servía tibia y había pájaros volando alrededor de la comida a veces”, ha explicado la madre de la pequeña. “También vimos heces en la piscina en más de una ocasión y el personal simplemente las sacaba sin limpiarla a fondo”, ha añadido.

Como consecuencia, Allie contrajo E. Coli, lo que más tarde la llevó a desarrollar el Síndrome Urémico Hemolítico mortal (HUS), una complicación potencialmente mortal relacionada con el envenenamiento. Allie murió solo tres semanas antes de su tercer cumpleaños.