Se llamaba Tanzilia Bisembeyeva, había nacido el 14 de marzo de 1896 y ha muerto, después de vivir durante tres siglos diferentes, a los 123 años. La mujer, de la región rusa de Astrakhan, ha muerto después de una muy larga vida: aunque no se puede confirmar, sería la persona que ha vivido más años de la historia.

Bisembeyeva estaba considerada, por las autoridades rusas, la mujer más vieja del mundo, aunque los expertos a nivel internacional no la reconocían porque su nacimiento no estaba documentado. En todo caso, la da sí que ha vivido una vida extraordinaria: con 123 años, nació en Rusia durante los primeros años de mandato de Nicolás II, el último zar.

Vivió la revolución rusa, las dos guerras mundiales, el auge y la desaparición de la Unión Soviética. Y todo, gracias a tres "secretos" que ha revelado su hijo: optimismo, trabajo y vida sana, en más de beber kéfir, una bebida hecha con leche fermentada.

Su longevidad tenía tres secretos: optimismo, trabajo y vida sana, en más de beber kéfir

Según ha explicado el presidente de la región de Krasnoyarski, dónde vivía, la mujer "murió en paz" y todo el pueblo asistió al funeral para "acompañarla en su último viaje" antes de ser enterrada al panteón familiar.

Una gran familia

Los vecinos aseguran que siempre había sido muy amable y trabajadora: de hecho, recibió un reconocimiento del gobierno por las décadas que había estado trabajando en el campo. Muchas, en una granja colectiva soviética.

En esta granja conoció, después de la revolución, a su primer marido, que desapareció durante la segunda guerra mundial. Después, se volvió a casar en 1946 y tuvo tres hijos, diez nietos, 25 bisnietos y dos tataranietos.

Tanzilia Bisembeieva 120 aniversario|cumpleaños

Tanzilia Bisembeyeva, el día de su 120º cumpleaños

Los expertos dudan de que fuera tan vieja

Sin embargo, hay cierta controversia con respecto a la edad real de la mujer: los papeles de antes de la revolución desaparecieron y no hay registros reales de su nacimiento, y también hace dudar el hecho de que tuviera al primer hijo con 53 años.

En todo caso, si hubiera vivido 123 años, sería la segunda persona al haber superado los 120 años: la francesa Jeanne Calment, muerta en 1998, llegó a vivir 122 años y 164 días, con documentación que lo acreditaba. Sin embargo, en Rusia también se han registrado otros casos de mujeres con más de 120 años, aunque los expertos internacionales no las consideran dentro de las listas "oficiales" porque no se puede comprobar.

A nivel internacional, la persona con vida más vieja del mundo se considera la japonesa Kane Tanaka: los documentos confirman que nació el 2 de enero de 1903 y, por lo tanto, tiene más de 116 años.