Una mujer de 89 años ha muerto después de que se prendiera fuego a su casa. La mujer tenía movilidad reducida y no pudo salir de la vivienda.

Los hechos han pasado este viernes, a las 15.10 horas en un edificio de la calle Martirio de San Andrés de Sevilla (Andalucía). Todo indica que el incendio ha empezado en el brasero del piso.

Sola en casa

Cuando ha empezado el fuego en la casa, la mujer estaba sola. Han sido los vecinos los que han dado la voz de alarma a las autoridades, al ver que salía humo del piso donde vivía a la señora.

Aunque el fuego no era virulento, fuentes del parque de Sevilla han confirmado a ABC que había mucho humo en el interior del piso. Las primeras investigaciones indican que la mujer ha acabado muriendo para inhalar el humo tóxico.

Ya estaba muerta

Según el Ayuntamiento sevillano, cuando los dispositivos han llegado al lugar de los hechos, han podido constatar que la mujer estaba muerta.

Desde el consistorio quieren incentivar la instalación de detectores de humo, sobre todo en las viviendas con personas mayores, porque hay un mayor riesgo de que se produzcan accidentes similares.