Un hombre de 54 años ha fallecido este jueves tras entrar en parada cardiorrespiratoria y no responder a las maniobras de reanimación, realizadas con un desfibrilador que marcaba bajo nivel de batería, mientras se celebraba el juicio de conformidad de partes en el que estaba procesado junto a otras trece personas por un asunto de drogas en la Ciudad de la Justicia de València.

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) valenciano han explicado que se ha dado el aviso para la asistencia sanitaria cuando el hombre ha empezado a sentirse indispuesto durante el juicio, que ha tenido lugar en la sección Primera de la Audiencia de Valencia.

El aparato tenía bajo el nivel de batería

 

El presidente de la sala ha preguntado al resto de procesados si aceptaban que continuara el proceso sin él y que este ya aceptaría la pena más adelante, por lo que el juicio ha continuado, según las mismas fuentes. El Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU) ha informado de que sobre las 12.00 horas ha recibido el aviso de que un hombre había entrado en parada cardiorrespiratoria en la Ciudad de la Justicia.

Hasta el lugar se desplazó una unidad del SAMU, cuyo equipo médico realizó durante unos 45 minutos la reanimación cardiopulmonar avanzada al hombre, así como otras maniobras, como la intubación, pero no hubo respuesta y confirmaron su fallecimiento.

El equipo médico le ha reanimado durante 45 minutos

 

Según la conselleria de Justicia, cuando comenzaron las maniobras de reanimación y se usó el desfibrilador se comprobó que el aparato advertía del bajo nivel de batería, aunque el personal sanitario continuó con la reanimación manual hasta que en un tiempo de unos 10-15 minutos llegaron las asistencias sanitarias de urgencias.

Cuando intervino el personal médico del SAMUR el hombre estaba todavía vivo, se le practicaron varias descargas y aunque en un primer momento se recuperó, la reanimación resultó finalmente infructuosa. El tiempo total de las maniobras han durado unos 45 minutos. La Dirección General de Justicia ha abierto una investigación para aclarar lo sucedido y estudiar porqué el desfibrilador indicaba el bajo nivel de batería.