Un agricultor de 67 años de edad, vecino del lugar de Serode, en el municipio lucense de Pantón, murió el pasado viernes a causa de las múltiples picaduras que sufrió como consecuencia de un ataque de avispas asiáticas.

El hombre quedó inconsciente por las múltiples picaduras y murió

El suceso se produjo cuando el agricultor estaba desbrozando una propiedad con su tractor y al acercarse con la maquinaria a un zarzal se encontró con un nido de avispas velutinas. El hombre se bajó del tractor e intentó huir a la carrera, pero acabó por desplomarse inconsciente a causa de las múltiples picaduras. Cuando fue encontrado, se solicitó la intervención de los servicios de emergencias, pero ya nada pudieron hacer por salvar su vida.

El alcalde de la localidad, José Luis Álvarez, precisó que el tractor de la víctima había quedado encendido, por lo que un operario municipal, equipado con un traje especial, se acercó al lugar de los hechos para apagarlo y confirmó que, efectivamente, se trataba de un nido de velutinas. También precisó que todavía no ha sido confirmado si el fallecido era o no alérgico a las picaduras.