Una joven de 26 años ha muerto electrocutada en la localidad rusa de Kirovo mientras se daba una bañera y su móvil, que se estaba cargando, cayó dentro del agua. La víctima, identificada como Evgenia Shulyatyeva, falleció en el acto al recibir una descarga de 220 voltios.

El cuerpo de la chica fue encontrado por su propia madre, quien se acercó hasta el domicilio al no tener noticias de su hija.

La joven ha muerto en el acto al recibir una descarga de 220 voltios

 

Una amiga suya ha querido despedirse de la joven con un emotivo mensaje en redes sociales. "Hermana, descansa en paz, duerme bien. Siempre estarás en nuestros corazones", ha dicho Elena Shakleina.

"Eras brillante, estarás por siempre en mi corazón. Llámame mañana y dime que esto fue sólo un sueño", escribió otro amigo.

La joven vivía sola y, tras el accidente, el Comité de Investigación del país está realizando una ardua investigación sobre su muerte, ya que no es el primer caso registrado en la región, informa el diario Crónica.

Las últimas víctimas son una jugadora de póker que perdió la vida en junio y una nena de 10 años que perdió la vida en agosto.