Una chica de 16 años ha muerto a causa de las graves heridas que le ocasionaron sus cuatro agresores, todos ellos de entre 16 y 17 años, que están acusados de abusar sexualmente de ella.

Los hechos sucedieron el 16 de octubre cuando la adolescente fue persuadida por el grupo de jóvenes para que fueran a beber a una casa cercana en Oruro, Bolivia, según explica el diario boliviano La Razón. Allí se produjeron los brutales abusos a la menor, que tuvo que ser trasladada de urgencia al hospital.

En el centro sanitario fue sometida a una cirugía reconstructiva, y estuvo ingresada durante más de dos semanas, pero finalmente falleció.

La joven cursaba su último año de colegio y quería ser, de mayor, profesora y psicóloga. Sus padres piden justicia y que los acusados sean juzgados como adultos.

Actualmente los cuatro presuntos agresores están detenidos y pueden enfrentarse a una condena de 30 años de cárcel.